Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Ónix

El ónix es una gema que ha cautivado a la humanidad desde tiempos inmemoriales. En los antiguos y exquisitos murales de civilizaciones pasadas, es fácil detectar la presencia de esta piedra preciosa que se aprecia por su profundidad enigmática y su belleza austera.

El ónix es un tipo de calcedonia, que es una variedad microcristalina del cuarzo. Este mineral se forma en las cavidades de la lava volcánica y se presenta en una gama de colores, aunque el más popular es el ónix negro. Los geólogos y los joyeros aprecian el ónix por sus bandas paralelas distintivas, que pueden variar de translúcidas a opacas.

Ónix en la Antigüedad

En la historia de la humanidad, el ónix ha ocupado un lugar destacado en numerosas culturas. Los antiguos egipcios, romanos y griegos lo utilizaban ampliamente en sus joyas y obras de arte. Los egipcios creían que tenía poderes protectores y lo usaban para fabricar amuletos y otros objetos de protección. Los griegos y romanos, por otro lado, a menudo lo esculpían para crear impresionantes camafeos y tallas intrincadas.

Valor del Ónix en la Joyería

El valor del ónix en la joyería moderna es innegable. Aunque es más asequible que muchas otras gemas, su atractivo no es menos impresionante. La gema tiene una dureza de 7 en la escala de Mohs, lo que la hace lo suficientemente resistente para usarse en todo tipo de joyería, desde anillos y pendientes hasta colgantes y brazaletes.

share

Descubre más desde Afa Jewels

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo